30 de septiembre de 2009

Quien

He recibido este email, y he llorado porque realmente he vivido casi todo ésto y porque tras muchos años deseandolo desde hace 2 soy socia del club. Aunque, como dice la canción, sevillista desde que nací...
Y yo que qería ir a Glasgow a ver el partido de anoche... si hubiera ido...

¿Quién no ha sentido en su interior esa sensación agradable y a su vez indescriptible, sin forma, sin definición propia, inmensa y sentida desde la emoción cuando observa el escudo del Sevilla FC?

¿Quién no ha notado como su piel parece encoger y siente escalofríos cuando salta el equipo a la hierba del Pizjuán mientras suena nuestra Himno?

¿Quién no ha visto su mejilla humedecida cuando el Sevilla FC ha sido protagonista de un éxito o incluso de un fracaso?

¿Quién no ha soñado una noche sí y muchas también con enfundarse la camiseta blanca del Sevilla FC y recorrer la escalerilla que le lleva al terreno de juego estando las gradas a rebosar en noche importante de partido?

¿Quién no ha marcado ningún gol decisivo de su Sevilla en el estadio de su imaginación?

¿Quién no ha asistido al Sánchez Pizjuán enfermo, arañando horas a su trabajo, a su casa, haciendo maniobras imposibles con el coche y sacando tiempo de donde no lo había?

¿Quién no ha sentido la satisfacción de estar lejos y emocionarse ante cualquier atisbo que le recuerde a su Sevilla?

¿Quién no ve guapa a una mujer vestida con atuendos sevillistas?

¿Quién no guarda en su cajón pequeños pero grandes recuerdos sevillistas en forma de pin, llavero, mechero, bolígrafo o un simple dibujo realizado en su niñez?

¿Quién no ha mezclado en su paleta de colores de la vida el blanco y el carmesí?

¿Quién no recuerda aquel escudo del Sevilla que se pegaba con corchetes?

¿O áquellas calzonas y camisetas de almidón?

¿Quién no ha mirado el calendario para aplazar bodas, bautizos o cualquier celebración dependiendo cuando y donde jugara el Sevilla?

¿Quién no ha escrito en un papel mil y una alineación sevillista?

¿Quién no ha culpado a Melchor, Gaspar o Baltasar de aquel regalo sevillista que siempre pedías y que nunca llegó?

¿Y quién no recuerda el día que abriste el regalo de tu primer motivo sevillista?

¿Quién no ha visto gol legal del Sevilla cuando muchos lo sitúan en off-side?

¿Quién ha sido capaz de resistir un partido televisado sin ponerse de pié?

¿Quién no mira dos, tres veces, su carnet sevillista antes de ir al estadio?

¿Quién no ha perdido horas de sueño para soñar junto a su Sevilla en Gelsenkirchen, Eindhoven, Mónaco, Glasgow o Madrid?

¿Quién no apretó los puños, tragó saliva, miró al cielo, lloró y se hizo fuerte aquella tarde en el Carlos Tartiere ovetense?

¿Quién no recorrió Sevilla a pié haciéndose voz y clamor de justicia una calurosa tarde de Agosto allá en el 95?

¿Quién no ha dibujado alguna vez algo parecido al escudo del Sevilla?

¿Quién no sintió su corazón roto cuando nuestro Antonio Puerta entregó su vida?

¿Quién no se siente verdaderamente orgulloso de ser SEVILLISTA?

¿A quién no le late su escudo?

¿Quién no se ilusiona, llora, ríe, ama, siente, sueña, vive, goza, quiere, defiende, lucha, hace y palpita con el Sevilla FC?

¿Quién no te puede querer Sevilla?

¿Quién....

No hay comentarios:

Publicar un comentario